Jardines

Jardín botánico en el Parque de la Tête d’Or Lyon (Francia). Foto tomada por Tomás Quirosa. 

          Érase una vez un mundo en el que cada vez que nacía una persona se le encomendaba una misión. No era una misión que consistiera en conseguir un resultado determinado o una meta concreta, sino que era una misión que siempre estaría incompleta y cuya consecución siempre estaría cargada de significado mientras el corazón de esa persona permaneciera latiendo. Dicha empresa, era ni más ni menos que cuidar de un jardín por el resto de su vida.

(más…)

Leer más