Envejecimiento activo

 

Según datos de las Naciones Unidas, el envejecimiento poblacional se ha duplicado en todo el mundo desde 1980. Este incremento ha sido mucho más rápido en los países de América Latina y del Caribe. Se estima que el número de personas con 60 años o más, alcance los 2000 millones de aquí a 2050. Según los datos del Instituto Nacional Estadística (INE) a 1 de enero de 2014 en España había 8.442.427 personas mayores (65 y más años), es decir el 18,1% sobre el total de la población. En 25 años esta cohorte de población supondrá un tercio del total.

El envejecimiento de la población ha supuesto un hito sin precedentes en la historia de la humanidad que sin embargo, lleva emparejados unos retos para los que han de prepararse los proveedores de servicios sanitarios y sociocomunitarios de los diferentes países, para satisfacer las necesidades específicas de las personas de estas edades. Esto supone, por ejemplo, una formación especializada y de calidad de los profesionales de la salud y de los servicios asistenciales. En este escenario el profesional de la piscología está llamado a jugar un papel crucial en el fomento del envejecimiento activo que proporcione una mayor calidad de vida a los mayores, así como en la prevención de la pérdida de autonomía.La vejez puede ser, y de hecho es para muchas personas, una oportunidad para disfrutar de sus capacidades, de sus aficiones, de un tiempo libre mucho más amplio, de las amistades, de la familia, etc. La OMS (2002) considera que los distintos determinantes que han de ser tenidos cuenta en la promoción del envejecimiento activo son: Los servicios sociales y salud, los conductuales, los personales, el entorno físico, los sociales y económicos (ver imagen).

Determinantes para el envejecimiento activo. Fuente: World Health Organization (2002).

¿Cómo envejecer satisfactoriamente?

 

En este menú encontrarás sobre todo información y recursos de los determinantes conductuales, de salud, sociales y personales. Mi experiencia personal y profesional me ha permitido conocer mayores que han aprendido a disfrutar de la vejez y han sido capaces de afrontar los cambios y dificultades que aparecen con mayor frecuencia en esta etapa de la vida.

Ya sea porque te encuentras en esta etapa de la vida, porque tienes un familiar mayor o incluso si eres un profesional de la gerontología o la geriatría, tal vez te sean de utilidad los siguientes temas:

  • Los problemas psicológicos y de salud que con mayor prevalencia se dan en las personas mayores de 60 años.
  • La pérdida de autonomía y la dependencia.
  • Cómo combatir las quejas subjetivas de memoria y problemas de memoria.
  • El duelo por la muerte de la pareja y la viudez.
  • Cómo afrontar el fin inevitable.
  • Disfrutar de la vejez.
  • El nido vacío.
  • El dolor crónico.
  • Los problemas de insomnio.
  • La soledad y el desarraigo.
  • La importancia de un ocio calidad y el ejercicio físico.
  • La afectividad y la sexualidad.
  • Dar respuesta a fenómenos, que no por ser intolerables son menos frecuentes, como es el caso del maltrato al mayor.
  • Cómo afrontar problemas con la familia (el no ser visitados por los hijos, conflictos por herencias, testamento vital, etc.)
  • Competencias y habilidades sociales deseables en los profesionales que trabajan con personas mayores.
  • El envejecimiento activo como oportunidad de negocio.

Fuente de la Juventud (1546) Lucas Cranach. Staatliche Museum (Berlín)